lunes, 12 de enero de 2009

¿EXISTE DIOS?



Hay campañas
sobre si Dios existe
o no existe
sobre si probablemente existe
o si probablemente no existe.

Creo que las promueven
los ateos,
los creyentes ateos
y los no creyentes ateos.

Me parece que no me conciernen,
porque me parece que va dirigida
a los sordos,
a los mudos
y a los ciegos...,
a los duros...
de corazón.



Música: "Ave verum corpus", Wolfgang Amadeus Mozart
Fotografía: Abraxas
Montaje: Abraxas

      

14 comentarios:

Bernardo dijo...

Hola como estas?

Si pasas por mi blog hay algo para vos…

Saluditos

Anónimo dijo...

Hay que acordarse de él, cuando las cosas, también van bien,no?...
Yo no sé si existe realmente o no, pero me gusta pensar que sí, que así es.

Saludos
Esther.

Carmen (LaCondiciónHumana) dijo...

Cuando medito no me cuestiono si Dios o cualquier otra cosa existe o no existe... meditar es dejar de lado esas cosas.

Cuando no medito dejo las cosas de Dios para los momentos que medito.

BESOS!!!

:)

Carmen (LaCondiciónHumana) dijo...

Cuando medito no me cuestiono si Dios o cualquier otra cosa existe o no existe... meditar es dejar de lado esas cosas.

Cuando no medito dejo las cosas de Dios para los momentos que medito.

BESOS!!!

:)

verdial dijo...

Personalmente hace mucho que lo dudo.

En otro tiempo me enseñaron una canción que decía:

"Un día pregunté en casa
si existe o no existe Dios,
si madre quedó en silencio
mi padre me respondió:
Si Dios existe o no existe
tal vez sí o tal vez no,
lo que es seguro es que almuerza
en la mesa del señor".

Un abrazo

Helen Maran dijo...

Hola amigo siempre me ha gustado esta frace de San Agustín, pienso que encierra todo.Besos Helen.
Tengo mil pruebas para el que cree, pero para el que no cree no tengo ninguna.

Anuskirrum dijo...

Quién sino habría creado la belleza, la emoción, la libertad, la conciencia, las mil caras de la luna, la energía misma que transporta el amor...
El maravilloso perfecto o imperfecto motor que hace mover al ser humano, con toda la complejidad que conlleva una valiosa existencia, quien sino lo hubiera creado.

Un fuerte abrazo

Concha Barbero de Dompablo dijo...

"O tú y yo jugando estamos
al escondite, Señor,
o la voz con que te llamo
es tu voz".

Antonio Machado

(Tres cantares enviados a Unamuno en 1913)

ABRAXAS CADIZ dijo...

"Señor, me cansa la vida,
tengo la garganta ronca
de gritar sobres los mares..."

Teresa dijo...

Pienso como dices al final, que esta polémica no me concierne porque va dirigida a los sordos, los mudos, a los ciegos... a los duros de corazón.
No hay más ciego que el que no quiere ver.

Un saludo.
Teresa.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Gracias a todos por participar.
Lo que yo creo es que la campaña actual tiene poco que ver con lo que yo entiendo por Dios.
Mas bien creo que se trata de una lucha por las influencias de las iglesias frente a la de los politicos en las tareas de la endoculturación popular.
Pero creo que todos somos conscientes de que, tanto las iglesias como los políticos tienen poco que ver con Dios, y por supuesto también poco con los fundadores de las religiones.
¿Acaso tiene algo que ver la doctrina, las creencias y las obras de los cristianos con el mensaje de Jesús de Nazaret? ¿Tienen algo que ver los actos de los islamistas radicales con las enseñanzas de Mahoma? ¿Tienen algo que ver las enseñanzas de Krishna del Baghavad Gita con el actual hinduísmo? Pues nada que ver, como comprenderéis.
Así pues, tanto a unos como a otros, es decir, a "creyentes" como a "no creyentes" les importa poco o nada si Dios existe o no. Para ellos Dios es solo una casi persona que, a través de sus representantes terrenos, impone una serie de conductas morales so pena de castigo en caso de no ser cumplidas y de premio si son seguidas.
Igual que niños. Esto es todo.
Pero, si elegimos ser libres, y lo conseguimos, nuestra actitud ante Dios tiene necesariamente que ser distinta.
Y, por supuesto, debemos reflexionar sobre las enseñanzas y las obras de sus autoproclamados "representantes" en la tierra.
Al igual que los políticos cuentan con que los seres humanos seamos como niños y nos comportemos como borregos, las iglesias procuran que no nos ocupemos por nosotros mismos de buscar la divinidad y lo sagrado que, por cierto, impregnan por completo el Universo.

Un abrazo a todos.

Daniela, 13 años dijo...

Buscar a Dios es algo así como jugar al "Marco Polo": Puedes escuchar su voz (en las cosas sencillas y cotidianas) guiándote por su camino. Hay veces en que no lo escuchas y te desesperas,y, como es difícil, decides seguir la voz del "otro jugador". Y hay otras veces en que, como no lo has tocado nunca, crees que sólo es parte de tu imaginación...

Anónimo dijo...

Buscar a Dios es como jugar al "Marco Polo": Escuchas Su voz en las cosas simples y cotidianas,guiándote por su camino. Hay veces en que no lo escuchas y te deseperas, y, como es difícil y adverso, escuchas al "otro jugador". Y hay otras veces en que, como no lo has tocado nunca, dudas de que esté jugando.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Querida Daniela,
está claro que la pureza propia de tu edad te hace ver a Dios por todas parte y con gran facilidad.
Jesús de Nazaret nos dijo que los mayores tendríamos que volver a ser niños otra vez, cosa que te aseguro que, de mayores, no es nada fácil. Pero, de conseguirlo, podríamos ver a Dios en casi todo, por no decir en todo.
No está mal seguir, como dices, la voz de otro jugador, pero no lo hagas antes de hacer tuya esa voz. Solo hay que seguir la voz propia, la de tu interior. Los demás solo pueden señalarte a Dios, pero no mires al dedo que señala, mira a donde señala. Deber mirar con tus ojos y comprender con tu corazón. Así será tuyo.
Y nunca creas que tu voz interior es fantasía o imaginación. Debes hacerle caso, porque es la voz de tu ser más íntimo, el que, seguro, participa de la misma esencia divina.