viernes, 12 de noviembre de 2010

"INVENTORES"


Leía esta mañana en el Diario de Cádiz las declaraciones de un señor, Inspector de Educación e inventor del método ABN, tal como indicaba el titular de la entrevista, y Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, según su curriculum.

Y… ¿qué había inventado? Claramente se desprendía del gran titular, que decía así:
“Libremos a los niños del martirio de hacer cuentas”.

Y comenzaba así:
“Hay que acabar con ellas cuanto antes. Enseñar a hacer cuentas es antinatural y no sirve para nada en la vida diaria. Libremos a los niños de ese martirio.”

Añadía más adelante que no se puede, haciendo cuentas, razonar lo que se hace. Como si las matemáticas fuera cuestión de razonar. Aduce, además, que hoy ni los comerciantes hacen cuentas, que ya las calculan con las máquinas.

¡Espléndido! Continuando con su notable razonamiento, ¿para qué estudiar filosofía, si todo ya está escrito en los libros? ¿y para qué estudiar griego o inglés, si existen los traductores automáticos de Internet y, además, son gratis?

Más adelante descubre que el problema de las matemáticas es que “son abstractas”, y como tal no es posible razonarlas, así que los niños no pueden comprenderlas. Como conclusión podríamos decir que es preciso desechar todo estudio de lo abstracto, sin tener en cuenta que lo más válido en la formación y en la vida del hombre es abstracto, es decir, no tiene materialidad. ¿Alguien puede pesar una amistad? ¿Alguien puede medir una cantidad de vida? ¿Alguien puede hacer el esquema de un amor?

En verdad no me preocuparía si esto fuera solo el caso aislado de “un gran inventor”, sin que su “invento” fuera tomado en cuenta y sin producir repercusiones en la vida diaria. Pero no es así. Esto es lo que de verdad me preocupa.

En nuestra actual cultura “moderna” existen muchos inventores como este señor. Yo preferiría que sus inventos los hicieran con gaseosa y no con ingredientes mucho más dañinos y peligrosos, usados además encaramados en un cargo que asume y ejerce responsabilidad sobre muchos miles de seres humanos indefensos.

El modernismo tiene la vista muy corta. No ve más allá de cincuenta o cien años. Cree que todo está por inventar. Y esto es así porque desdeña por inútil la labor de la humanidad en los últimos milenos. Me parece ridículo, ya que, y más al contrario, pienso que no hay nada nuevo por inventar acerca de la naturaleza del hombre. Todo fue ya inventado. Y quien piense que ha inventado la pólvora se equivoca, porque ya la inventaron los chinos, aunque a lo mejor es que él no lo sabe, no se acuerda o prefiere ignorarlo.

Si Leonardo da Vinci, Einstein, Niels Borh, Petrarca, Platón, Kant, Confucio, Shakespeare y muchos más levantaran la cabeza y contemplaran la estupidez en la que estamos sumidos, desearían volver a morir inmediatamente.

“Sabios” que han eliminado la filosofía de los planes de estudio, por “inútil”, que intentan eliminar las matemáticas básicas, por “abstractas”, la herencia de las antiguas culturas por “infantiles”, los principios éticos por “encorsetantes” y “represivos”, el arte antiguo por “anticuado”, el pensamiento por “ocioso”, las normas de convivencia por “anacrónicas”, la poesía por “incomprensible y delirante” y muchas otras cosas que se os ocurran porque “no nos sirven de nada en nuestra época moderna”.

Parecería como si nuestra humanidad actual quisiera hacerse voluntariamente huérfana y renunciara por nada a todo el legado que, durante milenios, han construido con su esfuerzo muchos otros seres humanos que, pensándolo bien, tenían los mismos problemas e inquietudes que el hombre de hoy.

Enhorabuena, amigos. Habéis conseguido para la humanidad la mayor y más cruel orfandad que pudiera concebirse.


5 comentarios:

AUTOCONOCIMIENTO dijo...

Poco hay que añadir a tu entrada, totalmente de acuerdo, la estupidez del mundo actual, la prepotencia del hombre moderno y la carencia de limites, conocimientos y valores de nuestros jovenes por parte de sus familias(no en todas, afortunadamente), nos llevan a la involución, es como ir en cuesta abajo y sin frenos, esperemos que el final no sea tan duro.
Aunque el punto de optimismo no todos pensamos como estos "talentos" de inventores.
Abrazos.

BIGARIATO dijo...

Nuestra raza es la Raza Humana y nos caracteriza porque siempre tendremos que reinventarnos. Estos señores lo que intentan es conseguir convertirnos en otra raza nueva: la de los Borregos. Pero es que la raza Oveja ya está inventada, o es que no lo saben ellos. Saludos.

Cristina dijo...

El comentario de que ya no es útil enseñar a sacar cuentas a los infantes es equivalente a la actitud de no escuchar musica "formal",esa con partituras y muchos componentes ...si querés la llamo por su nombre tradicional: "clásica", y asi nos ha ido ...
El señor ese puede decir lo que se le ocurra, el problema es que alguien le crea... pero para eso están ahi pensadores como vos, gracias por tu reflexión.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Queridos amigos, gracias por vuestros comentarios, que sin duda enriquecen mi reflexión.

Es cierto que nos quieren como animales de rebaño, piensan que así les será más fácil llevarnos al matadero y aprovecharse de nuestra lana. Es preciso resistirse a ello porque nos va la dignidad como ser humano.

Cristina, me parece que esta pobre página no es mucho para luchar contra gente que, como es el caso, tiene las puertas abiertas en los medios de comunicación para contar y recomendar sus "inventos", le publican fácilmente libros, y, lo que es peor, están bien situados en el funcionariado educativo, imponiendo de esta manera su forma de "pensar" al profesorado, lo quiera o no lo quiera.

Es fácil comprender porqué esto es así. No por su valía ni por la valía de sus "inventos", sino porque personas así impulsan la desintegración de lo más valioso: La educación de los niños y jóvenes.

Están al servicio pues de esos grupos poderosos que nos prefieren borregos, para así mejor manejarnos a su antojo e interés.

Un abrazo a todos.

A veces no quiero dijo...

Cualquiera escribe y publica
cualquiera lee...
pero como tu bien dices, no cualquiera piensa.
Son tiempos donde la estupidez está al alcance de todos y en todo.
Bien por resaltar que tenemos la opción de PENSAR, que es privativa y obligatoria del ser, que no debemos resignarla en OTRO, por mas idóneo que nos parezca.
Que sería bueno vivir mirando un poco mas hacía adentro sin que nos perturbe la mirada de los otros.