jueves, 14 de enero de 2010

FILOSOFÍA




En nuestro mundo actual, la filosofía ha sido mal entendida, mal utilizada y, finalmente, defenestrada y desterrada de la enseñanza.

Se perdió su sentido original, su porqué, su para qué, y, en consecuencia, perdimos su cómo.
El soberbio hombre de nuestro siglo se enorgullece de no necesitar de la sabiduría de nada ni de nadie.

Pero, cosa curiosa, han aparecido, como los hongos, un enorme ejército de psicólogos, psiquiatras y entrenadores personales (los del coaching). Se hacen terapias de pareja, o de grupo, por todos los lugares, y se escriben y venden infinidad de libros de “autoayuda”.

Y también nacen, se desarrollan y mueren, una inmensidad de grupúsculos, liderados por un “gurú”, un “maestro”, o un “sabio”, quienes para sus “discípulos” detentan el summum de la sabiduría humana y siguen sus indicaciones a pie juntillas, sin duda ni reflexión alguna.

Se detesta la filosofía, pero se siguen con gran devoción los consejos de cualquiera de los profesionales y líderes que he citado. Y me parece que en esta situación hay gato encerrado, ya que es una situación extraña, y muy chocante.

Si la libertad ha sido declarada como el bien supremo del ser humano, si esta libertad es nuestra desde el nacimiento, por el hecho de nuestra condición humana ¿a qué se debe que tengamos que seguir las indicaciones de nadie para guiar nuestra vida? ¿A qué oscura razón se debe que dejemos las riendas de nuestro caballo a alguien ajeno a nosotros? ¿Qué sigamos sus normas de conducta, de pensamiento y de sentimiento y no las nuestras propias? ¿Hemos renunciado a nuestra libertad para dejar en manos ajenas el curso de nuestra vida?

Es extraño ¿verdad? Cualquiera diría que absurdo. Un hombre libre entrega su vida a las directrices de otro hombre? ¿Existe mayor esclavitud? ¿Somos libres o esclavos? ¿Somos independientes o dependientes?

Una persona sufre una gran pérdida, o una gran desgracia, o quizá solo un contratiempo, y corriendo va o se le lleva a un psicólogo, para que le guíe en la solución del estado incontrolable en el que cae el afectado. Esto solo quiere decir que no dispone de la sabiduría suficiente para abordar por sí mismo su situación vital ante el problema. Es como una orfandad en la que vive la gran mayoría de la humanidad. Nos resulta preciso que nos digan cómo pensar, cómo sentir, cómo comportarnos, cómo afrontar nuestros retos, nuestras debilidades y nuestras dificultades.

Y ¿no sería mejor aprender a hacerlo?

Desde el fondo de los siglos, Séneca, Epicteto, Platón, Confucio, Plotino, Buda, Aristóteles, Hermes, los Vedas, y un sinnúmero de sabios, que comportan la herencia más valiosa de la humanidad, deben sentirse tristes y defraudados por nosotros, los hombres de este siglo soberbio. Tanto buscar la sabiduría a lo largo de todas sus vidas y nadie les concede ni la menor importancia ni crédito. Sobran en las aulas, y sobran en nuestras vidas… Nos decimos: ¿Es que dijeron algo de interés, algo de utilidad, algo que merezca la pena ser considerado? ¿No se trataba más bien de gente ociosa, gente de vagancia, que vivían a costa de ir contando sus estrambóticos delirios a los demás mortales, complicándoles la vida? ¿Gente que nos decía que debíamos conquistar nuestra libertad, cuando somos libres por naturaleza? ¿Qué deberíamos buscar la verdad y la sabiduría, cuando ya lo sabemos todo? ¿Qué deberíamosde tomar las riendas de nuestra vida, cuando sabemos que la vida es un azar y las riendas son innecesarias, porque no vamos a ningún sitio?
¡Que el caballo galope a donde él quiera! ¿Para qué necesitamos riendas, ni caballo, ni destino?

La filosofía es cosa de gente que, en lugar de trabajar, se dedica a pensar cosas inútiles, difícilmente entendibles para nadie, y que solo nos hace volvernos más locos todavía…

…….

Nunca fue eso la filosofía… Nunca fue inútil… Nunca ociosa… Nunca.

Para mí, la filosofía es el manto de sabiduría que cubre todos los saberes del hombre en todas sus facetas y en todos los tiempos.
Es la esencia que subyace en toda forma de entender la vida y de vivirla.
Es la conformadora de los cimientos y los pilares de cualquier quehacer humano.
Es la que guía y da impulso, o debiera hacerlo, a las ciencias, a las artes y a las religiones.


La filosofía fue siempre la ciencia más alta y más noble, porque es la ciencia de la vida, la lámpara de los hombres, la luz que nos guía en la gran aventura de la vida humana.


12 comentarios:

FUNDASCIC dijo...

¿Filosofía?
¿Quieres hablar de filosofía o simplemente filosofar?

Entiendo que hay muchos charlatanes en el mundo, pero necesario es aprender de la experiencia de los demás.

Por ahora, te invito.

¡Ven, toma el pincel!
y colores del arco iris
¡Tómalos! ¡pinta lo que quieras!
el sol, el mar o pinta la libertad

Con permiso de Séneca, Epicteto, Platón, Confucio, Plotino, Buda, Aristóteles, Teresita y Beethoven

¡¿Qué importa, qué cómo, cuándo, dónde y cómo lo haces?

Simplemente ¡vive! ¡Vive! Que la vida es bella y digna de ser danzada con alegría, ¡vivir con alegría es la mejor filosofía!.

Nilda Guillén.

FUNDASCIC dijo...

¿Filosofía?
¿Quieres hablar de filosofía o simplemente filosofar?

Entiendo que hay muchos charlatanes en el mundo, pero necesario es aprender de la experiencia de los demás.

Por ahora, te invito.

¡Ven, toma el pincel!
y colores del arco iris
¡Tómalos! ¡pinta lo que quieras!
el sol, el mar o pinta la libertad

Con permiso de Séneca, Epicteto, Platón, Confucio, Plotino, Buda, Aristóteles, Teresita y Beethoven

¡¿Qué importa, qué cómo, cuándo, dónde y cómo lo haces?

Simplemente ¡vive! ¡Vive! Que la vida es bella y digna de ser danzada con alegría, ¡vivir con alegría es la mejor filosofía!.

Nilda Guillén.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Querida Nilda,

yo no quiero hablar de filosofía, ni tampoco filosofar. Lo que quiero es vivir conforme a mi filosofía de la vida, que viene a ser lo mismo que mi comprensión y mi compromiso personal conmigo mismo, con los demás, con la Naturaleza, con el Universo y con Dios.

Filosofar o hablar de la filosofía, por sí mismo, no lleva a cambiar a mejor nuestro interior. Lo que es preciso para ello es vivir la filosofía, tal como se hacía en el mundo clásico.

Tu eres artista, y amas el arte, y por lo tanto, la belleza. Y la sirves con tus capacidades y talentos. Eso es filosofía viva.

Amas a los demás y a tí misma, y a la humanidad, y a la naturaleza, y a Dios. Y los sirves con tu trabajo y tus fuerzas, y esto es filosofía viva.

Vives la vida con alegría y danzando. Eso es filosofía. Es la mejor filosofía.

Dentro de todo ello están los principios que te has forjado, tus convicciones, tu entusiasmo, tus valores humanos que has conquistado, tu capacidad de amar, tus metas personales, tus sueños...

Esto es filosofía...

Un beso.

El Drac dijo...

Bueno precisamente a esto nos lleva la falta de conocimiento, si supiéramos algo o al menos intentaramos pensar hacia dónde vamos la sociedad el mundo sería otro; mientras estamos en la ignorancia y denostamos a los grandes pensadores los grandes banqueros y consorcios y fabricantes de armas hacen lo que les da la gana ¡buenofuera con un pueblo! CON EL MUNDO ENTERO justamente por personas (que lamentablemente es la inmensa mayoría) que se dedica a vivir lo poco o mucho que tiene y ganbar lo poco o mucho que elcapitalismo y los grandes hombres de negocios les dejen el mundo anda así; y cuando hay golpe en Honduras nos quejamos, y cuando se envían tropas a afganistan nos querjamos, y cuando EEUU no firma el tratado de Kyoto nos quiejamos pero no utilizamos la herrameinta para corregir el sistema LA DEMOCRACIA y es precisamente porque estamos acostumbrados a vivir como animalitos sin participar directamente en nuestros destinos. Una pena que alguien tenga el valor de entrar a un blog cultural y aleccionador con tamaña majadería e impertinencia y para lo peor PARA NO DECIR NADA para no aportar nada UNA LÁSTIMA EN VERDAD, siento vergüenza ajena, y te pido disculpas por mi antecesor, no dejes nunca tu trabajo sigue sembrando, sigamos sembrando ideas claras para una sociedad justa con amor.

teresa dijo...

Como siempre abraxas me parece clara y precisa tu exposicion.

Me ha encantado q hayas permitido opiniones diferentes a las tuyas q tambien las hago mias,has entendido perfectamente terminos como democracia y Libertad y dentro d esta, la d pensamiento y expresion de ideas y opiniones.No se trata de tapar la boca d nadie se trata d argumentar razonadamente todo aquello en lo q crees y asi lo has hecho.No hay q hacer nada porque todo cae por su propio peso.Para algunos la vida es vivir con alegria y danzar pues eso esta muy bien, pero mi vida, quiero acompañarla d..."la luz q nos guia en la gran aventura d la vida humana".Creo q sin filosofia estamos mas q perdidos.Yo tambien quiero vivir como tu abraxas,conforme a mi filosofia d la vida,conforme a mi comprension,compromiso personal,conmigo misma y con los demas,con la naturaleza,con el Universo y con Dios.
Un abrazo y adelante con estos post q no dejan indiferentes a nadie!!

luciernagadeluz dijo...

He visto que eres seguidoa de mi luz no imaginas lo que me alegro porque eso ha echo que descubra tu espacio. La alegria que me ha dado cueando he visto tu encabezamiento,soy gaditana. Me quedo dando una vueltecita por tu casa. Te dejo un abrazo grande

FUNDASCIC dijo...

¡Vamos, hombre!
Me esquivé un poco, en el popurrí la Chirrigota,con Hércules y la Gaviota, mmmm, ¡tantas cosas hermosas. Ya tú sabes dónde andaba.
Por supuesto amigo que entiendo tu filosofía ¡tanto se parece a la mía!
Aguanta un poco, primero ¡atrapo el beso!
Amo el beso de Rodín,
su beso amigo,es la miel de su filosofía,
¿sabes? mmmm ¡rico! me sabe a gentileza y ternura.

Nilda.

FUNDASCIC dijo...

Querido Miguel.
Lea esto: se vale una sonrisa.

Vagaba como perrito triste, el lomo doblado y la lengua afuera, sufriendo hambre y sed (menos pulgas) hambrienta de relamer letras, eso sí, buenas letras, me fui a buscar un rostro no precisamente el de Jesús que para mi mal sería el ideal, y hallé a la Madre Teresa para mi sorpresa bien acompañada de Beethoven se hallaba, mmm de pie aún estoy y ¡cuánto más! si de Abraxas se trata.

¿Crees que es casualidad? No, la causa de mi angustia me trajo a este lugar y aquí hallé una hermosa cita: “"Dar hasta que duela y cuando duela dar todavía más." TdeC.

Amigo el ego es la crisis espiritual más terrible que padece la humanidad, el hilo de la comunicación cambia, las vibraciones se distorsionan, se confunde la energía y por ende se rompe la afinidad, el amigo se torna en un desconocido, ese era mi mal, la pérdida del amigo. Esto también puede resultar al contrario, donde antes había un Ser que no entendíamos o no queríamos en nuestra vida puede convertirse en un confidente esencial en las ventanas de nuestro corazón y un Alma Gemela más en nuestro caminar. En nuestra filosofía no necesitamos de reconocimientos.

Tú y yo sabemos que mi mejor hallazgo está aquí, en Abraxas. Y que tenemos que seguir a brazo partido dando amor benevolente, con sinceridad conquistar la acción del perdón, la humildad, porque la lucha es con el yo con yo, tú me entiendes.

De cierto de cierto te digo que al practicar con amor nuestra más hermosa filosofía de vida, aniquilamos a los charlatanes y viviremos todos en armonía.

Un abrazo, un beso.
Su Amiga Nilda.

Berto dijo...

¿Democracia?, ¿Libertad?...
Tú lo has repetido Abraxas: La Libertad es el bien supremo del hombre, y es por ese mismo motivo, que no somos libres, o al menos no utilizamos nuestra libertad, y no lo hacemos, porque "no sabemos", porque dejamos de ser libre en el mismo momento de nuestro nacimiento, vivimos esclavos y moriremos esclavos de nuestra propia ignorancia.
¿Democracia?...para elegir a nuestros dictadores, y aún dudo que seamos libres a la hora de elegir.
El hombre no es libre, es esclavo de su propio ego...

juanarmas dijo...

La filosofía del Dios rogando pero con el mazo dando.

La otra, la filosofía de lo abstracto, es un disfraz de términos o bien un mero disfrute dialéctico para el intelecto.

Muy interesante el hilo que se ha generado a raiz de tu escrito.

Gracias.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Querido Juan,
la auténtica filosofía, que solo (y nada menos) es amor a la sabiduría, no tiene casi nada que ver con la filosofía especulativa. La mente, por sí sola, solo crea monstruos, y, a lo más es una pérdida de tiempo o solamente un juego.
La búsqueda de la sabiduría, sin embargo, es la labor más excelsa del hombre, siempre y cuando aplique constantemente a su vida la sabiduría que poco a poco consiga. Y que, además, la comparta con sus semejantes.

Psi Haime Hernández Vázquez. dijo...

Verdaderos filósofos he visto en el interior de un psiquiátrico, no saben, ni quieren, ni tienen que definir lo que son, tampoco me hicieron menos por pretender ser un psicólogo, me quitaron la pretensión. Ahora soy y es cuestión de tiempo para que entre la psicología y la filosofía no exista distinción, pues uno es el principio y otro el fin infinito de la misma ecuación.