sábado, 9 de febrero de 2008

LOS ÁLAMOS


Escuchaba llover,
y abrí mi ventana
por ver la lluvia cantar.
Y no llovía.
Era el viento
en los álamos.

Y yo abrí mi ventana
Porque creí que llovía.

Escuché el viento
en los álamos,
y abrí mi ventana
por ver sus hojas cantar,
Pero no eran los álamos,
cantaba la lluvia,
y era el agua
haciendo al aire danzar.

Y yo abrí mi ventana
por ver a los álamos cantar.

Monachil, Septiembre 2004



No hay comentarios: