domingo, 7 de septiembre de 2008

BINTA Y LA GRAN IDEA




Hoy os quiero hacer partícipes de una joya de la solidaridad, de un profundo mensaje, de un corto que merece ser visto una docena de veces, porque encierra una verdad tan inmensa, tan real, tan digna de meditar largamente como podamos, hasta extraer el último jugo de su contenido.
Debéis disponer de media hora de tranquilidad. No es para verlo con prisas. Pero os aseguro que lo veréis muchas veces, buscando en él muchas de las respuestas que necesitamos.

¿Damos lecciones al tercer mundo? Puede ser...
Pero este vídeo que os ofrezco nos da, con enorme belleza, ternuna y verdad, una lección crucial, humana, tierna y sublime.


6 comentarios:

Brisa dijo...

Creo que tendré que encontrar un momento aun más grande para integrarlo, pero tienes razón somos diferentes pero la sabiduría no está siempre del lado que nos creemos que está y se pinta de otros colores y risas, risas que por cierto sientan genial.

ABRAXAS CADIZ dijo...

Bueno, Brisa, creo que la gran enseñanza que nos da Binta es mostrarnos el estrepitoso fracaso de la sociedad materialista y consumista.
Según tengo entendido que donde hay más porcentaje de suicidios de jóvenes es en los países nórdicos... modelos del "bienestar" que nos ofrece el materialismo.
Hablas de risas... pues en los países ricos quedan pocas...
Tener más cosas, tener más cosas...
¿Y para qué? ¿Ese es el camino a la felicidad en la vida?
¡Majaderos! Estáis hundiendo a la humanidad en la tristeza más nefasta...

Daniel Mc Riley dijo...

Gracias por recomendarme tan maravilloso film...se me pasó volando la media hora! Es admirable su simplicidad, ternura y alegría, mucho me hizo recordar a la gente simple de las montañas patagónicas, que intenté retratar en "Amor de Veranada". Ya guardé el film entre mis favoritos y lo he recomendado a mis amigos. Saludos desde el sur del mundo, Danny

Pablo dijo...

Paso de tanto a menudo por tu blog, siempre con bastante prisa (cosa que no me gusta). Hoy está lloviendo en buenos aires y es una de esas tardes de domingo apacibles.

Acabo de ver este corto y es realmente muy conmovedor!!! Pero por sobre todas las cosas doy fe que es muy VERDADERO en muchos sentidos!! Yo tuve la suerte de haber ido a Africa, especialmente a Zimbawe y de haber recibido esta lección de parte de sus niños y su gente! Es INCREIBLE COMO CON TAN POCO Y CON TANTAS CARENCIAS MATERIALES pueden compartir y pensar en el otro y tener una visión del estar en el presente de otra manera, más sencilla y noble... y, aunque a veces nos cueste entenderlo, más alegre!!!

Gracias por compartir esto! Creo que ya mismo o subiré a mi blog!

Abrazo,

ABRAXAS CADIZ dijo...

Querido Pablo, el consumismo y la ambición de bienes materiales, sin freno ni medida, nos está haciendo olvidar muchas cosas... y quizá la más importante es que existe "los otros". El egoísmo es imperante, y en nuestra actual sociedad del llamado "primer mundo", alguien que pretenda ser generoso, amable, alegre y humano no deja de ser un sospechoso...

eureka dijo...

muy bueno me encanto el video, que lindo si pudieramos cambiar el mundo todos unidos.